Si te ha caído el móvil en una piscina, fregadero o similar no desesperes porque en muchos casos tiene arreglo, sobretodo si tienes lo siguiente en cuenta …

Para empezar no esperar a que la humedad se evapore por sí misma, porque en ese periodo de tiempo es el terminal puede averiarse definitivamente.

Tampoco es muy aconsejable utilizar fuentes de calor como secadores de pelo ya que el chorro de aire muy caliente de forma continua sobre las piezas solo empeorará su estado. Para hacerlo bien, debes extraer la batería, la tarjeta SIM y demás piezas que puedas quitar con facilidad y con un paño o toalla secar lo que sea posible. Después podemos introducir el teléfono móvil en un tarro o recipiente con gel de sílice durante unas cuantas horas.

Gel de silicio para secar móvil

Si no tienes este producto (suele venir en bolsitas con la ropa y productos electrónicos) también puedes poner las piezas a secar en un recipiente con arroz y taparlo, ya que absorve muy bien la humedad.